Vistas

lunes, 26 de junio de 2017

Es tu castigo!

Jaime había conocido a Mariana hace muchos años en la preparatoria, toda su vida había sido una niña caprichosa que quería tener a todo el mundo a sus pies.
Para su mala suerte Jaime fue su compañero toda la preparatoria e incluso en la universidad.
Muchos años después la volvió a encontrar en la oficina donde trabajaba pues su padre era dueño de la empresa.
Jaime era muy bueno con la electricidad así que el padre de Mariana lo envío a revisar unas conexiones en su oficina ,Mariana entró mientras el arreglaba para pedirle un favor. Jaime no la escucho pues tenía tapones para los oídos ,ella se acercó lo toco y entonces el ocasionó un cortocircuito lo que hizo que ambos intercambiaran de cuerpos.

Un Nuevo Amigo

Emir y Alan eran dos hombres que en su vida se habrían conocido.
Emir era un Vagabundo que solía robar comida de algunas tiendas mientras que Alan era un vendedor que estafa a la gente con sus productos defectuosos.
Por coincidencias del destino el día que sucedió el cambio universal ellos terminaron en los cuerpos de dos hermanas muy hermosas.
Ninguno de los dos tenía la idea de que en el cuerpo de la otra chica se encontraba otro hombre así que trataban de fingir una vida que no conocían

domingo, 25 de junio de 2017

Aviso!!!!

Les quiero decir que dejaré el blog por unos días mientras tanto no los dejaré sin contenido aunque sea subiré unas captions.
Pero regresando me pondré al tanto de las historias inconclusas y les traeré un nuevo cómic adaptado al Body Swap sobre Batgirl.
Les parece la idea? Quiero leer su opinión en los comentarios

sábado, 24 de junio de 2017

Me Voy...

He estado un poco desanimado para terminar algunas historias inconclusas y las caps que pensaba publicar.

Así que harto de esta situación he decidido que me voy... a recuperar de este bloqueo creativo y continuar con el contenido que tanto les gusta.

Gracias a todos los que comentan e incluso dejan G+1

Liz Alexa Mtz Poseida

jueves, 22 de junio de 2017

Avengers Swap Final

Llegamos a la última entrega de Avengers Swap ,me parece que no les gustó tanto como decían pero tratare en mi siguiente cómic de tomar en cuenta sus comentarios.
Pronto traeré más cómics de este tipo.
Les dejare una pequeña encuesta para saber de qué personaje quieren el próximo.

Pd.Los cómics originales no tienen nada que ver con el tema yo los adapte para publicarlos en el blog

Avengers Swap Vl

La dinámica cambio ahora solo 5 comentarios para que publique la siguiente parte ,pero ya habrá capitulo diario ,solo hasta cumplir la meta lo subiré.
Puedes comentar las veces que quieras

Avengers Swap V

La dinámica cambia ahora solo serán 5 comentarios para que​ publique la siguiente parte pero ya no habrá capitulo diario ,solo llegando a la meta de comentarios publicare el siguiente.

Se vale comentar las veces que quieran

miércoles, 21 de junio de 2017

Avengers Swap lV

La dinámica cambia ahora solo serán 5 comentarios para que​ publique la siguiente parte pero ya no habrá capitulo diario ,solo llegando a la meta de comentarios publicare el siguiente.

Se vale comentar las veces que quieran

Travesuras Familiares

Relatos (5)

Hola a todos les comparto la quinta parte del relato espero les agrade no olviden dejar sus comentarios.
También les recuerdo que está historia no es mía,a mi me la comparte Scarlett Lima

La respuesta de mi madre fue tajante:

–¿Quieres dejar de ser tan dramática?

¡Sentí amargura! ¿Qué tipo de monstruo me había dado a luz?

–Karen, ¿no te bastó con haber logrado que me guste usar ropa de mujer y maquillarme? ¡Soy un hombre! ¡Soy tu hijo! ¡No puedo tener senos!

Mi madre bostezó:

–Me das hueva... En serio...

–¡Karen!

–¡Revisa bien tu computadorcita, niña! ¡Los efectos del Decolette 3D+ y del Suprem’Advance son temporales!

–¿Qué quieres decir?

–Que en unos meses, volverás a tener el pecho plano...

Se me detuvo el llanto...

–¿En serio?

–De verdad... Le compré los productos a Aki: ella los usa... Si quieres, llámala por teléfono y pregúntale...

Hubo un poco de consuelo.

–¿Y por qué no me avisaste?

–Porque te conozco... Te de miedo avanzar como mujer, pero en el fondo te fascina...

No quise entrar en ese tema. Pero sí supliqué:

–Simplemente, deja de ponerme las lociones... Por favor...

–Como gustes... Pero el tratamiento sólo dura cuatro semanas...

–¿Qué?

–Como lo oyes: casi hemos acabado, y los efectos más fuertes ya están en ti...

–¡Ay. Karen!...

Mi madre se encogió de hombros.

–Me habló Fanny por teléfono...

–¿Qué tiene eso que ver? –me extrañé...

–Preguntó si ya estamos listas para irnos a Cancún el fin de semana... ¿Por qué no me habías tú informado del viaje?

Me sacudí... Ante su omisión, sagazmente, mi madre resaltaba la mía...

–Karen... Lo siento... La verdad: con lo que me ha estado sucediendo en el pecho, me disipé... Al principio, aluciné que era desarrollo de niño, pero luego...

Con una carcajada, mi madre me interrumpió:

–No estoy reclamándote... Simplemente, quiero aprovechar para hacerte notar algo...

Mi madre fue a mi vestidor, y regresó con un conjunto para la playa de Victoria’s Secret, que me pareció simple: en nylon/spandex lycra de tono coral...

–¿Qué onda, Karen?

–Desnúdate...

Obedecí. Entonces, mi madre se arrodilló frente a mí, y comenzó a ponerme la parte de abajo, un side-tie scoop bottom, con lazos laterales ajustables, pero sólo me lo dejó hasta las rodillas.

–Se me va a notar la cinta adhesiva –advertí.

Por respuesta, mi madre me liberó la entrepierna. Luego, sentenció:

–Déjate hacer... No quiero quejas...

Tomó, entonces, mi bolsa escrotal, con una mano, tensándola; con la otra, asió mi pene, ubicándole un pulgar sobre la cabeza, y el resto de los dedos alrededor del tronco. Para mi sorpresa, no hubo reacción alguna, ni el más mínimo amago de erección...

–¿Qué rayos...? –gemí.

Con cuidado y paciencia, mi madre fue ejerciendo presión con el pulgar. Aplastándolo hacia dentro, logró que la masa del pene se hundiera, primero, en la piel del mismo, y, después, en mi abdomen... Sentí cómo se me abrían los tejidos, en estremecimientos ardorosos.

–Nada de chillidos –advirtió mi madre...

Sólo pude morderme los labios. Mi madre siguió comprimiendo y comprimiendo, hasta hacer desparecer mi pene, y pasó, entonces, a recoger la masa testicular. Remató, subiéndome el side-tie scoop bottom, que me quedó súper-apretado.

–¡Rayos! –gruñí, al echar una ojeada a mi vientre...

–De aquí, has quedado lista –anunció mi madre.

Imparable, tomó la parte de arriba del conjunto y me la vistió. Se trataba de un brassier halter top push-up miraculous, de copas con varillas y relleno especial, que se ataba al cuello y tenía un cierre trasero en color oro. ¡Era el primero que usaba yo, teniendo ya senos, y el roce de la piel de mis pezones en la parte más profunda de la copa me supo como una caricia!

–Vaya, vaya –sentenció mi madre–... Tienes que verte al espejo...

Fui, de inmediato, y quedé en estupefacción.

Con mi pene y mis testículos disimulados dentro de mi cuerpo (escondidos en la zona de mi abdomen bajo), libre por completo, mi pubis lucía elevado. De hecho, había un espacio perceptible en relación con la cara superior interna de mis muslos, y la sínfisis parecía recubierta con una almohadilla adiposa en forma de triángulo invertido. Sí: tenía entre mis piernas la femenil distinción del monte de Venus o manzana de Eva... A su vez, el brassier levantaba y realzaba, añadiéndome unas dos tallas de copa, lo que me permitía ostentar un escote generoso y, a la vez, disfrutar de una comodidad increíble.

–¿Cómo se te ocurrió esta manera de ocultar los genitales? –articulé, con pasmo auténtico.

–No eres la única con computadora e internet, pequeña –rió mi madre–... Me suscribí a un grupo virtual de travestis, y estoy tomando muy buenos consejos... Tú me apoyas, yo te apoyo...

Analicé mi reflejo... ¡Dios!... Sin la cinta adhesiva, percibía mi cuerpo más auténtico...

–¿O sea que soy travesti?

–¡No, tonta! ¡Te estoy transformando en una sexy mujercita! ¿Te imaginas mostrándote así, en la costa, bajo el penetrante sol del Caribe?

Sin voluntad, mi mano fue hasta mi tronco y palpó las turgencias en desarrollo: era distinto verme al espejo, sabiendo el truco de un par de postizos, a sentir conscientemente la tibieza de mi piel en formas femeninas que ahora me pertenecían.

–Karen, yo... No sé...

–¿Sabes que los senos han recibido más atención erótica de los hombres que cualquier otra parte de nuestro cuerpo? –me interrumpió mi madre; ella notaba mi turbación y la aprovechaba– Con ellos, Angélica, puedes decirle al mundo que eres hembra, y hasta informar de tu estado de ánimo: del rubor, del frío, de la alegría, del miedo, del deseo... ¡Cómo gozarías parando vergas en Cancún!

Mi mente inició una vibración incontenible: "senos"... "senos"... "senos" ... "atención erótica de los hombres"... "atención erótica de los hombres"... "atención erótica de los hombres"... "eres hembra"... "eres hembra"... "eres hembra"... "parando vergas"... "parando vergas"... "parando vergas"

–¡Lástima que quieras dejar las lociones! –agregó mi madre– ¡Si terminamos el tratamiento, los machos no podrán dejar de verte!

¡Sí! ¡Ella sabía despertarme el morbo! Me imaginé, con escote insolente, siendo objeto del escrutinio masculino: en la playa, en la calle, en la televisora, en un restaurante... Aunque suene extraño, me brotó el deseo sincero de fulgurar con senos maravillosos propios, grandes, sin necesidad de rellenos o de explantes...

–¿En serio es temporal el efecto?

Mi madre hizo una señal de la cruz sobre su corazón.

–Te lo juro...

–¿Si sigues con las lociones, me crecerían otro poco..?

–¿Te crecerían qué...?

–Tú lo sabes...

–Dilo...

–Mis senos...

–Búscales otro nombre...

¡Dios!

–Mis tetas...

–Tus senos, tus tetas, tus pechos, tus boobies, tus niñas, tus mamas, tus chichis, tus lolas...

–¡Karen!

–Sí... Te crecerían más...

Tragué saliva...

–De acuerdo... Sigamos con el tratamiento...

–Así me gusta, nena... Ahora, arréglate, que tienes mucho trabajo en la televisora... Tu horario de la semana es una locura...

Justo ese día, inicié tres cosas: primero, el uso necesario y definitivo de brassier; segundo, la preparación de las canciones con Ramón Borrero; tercero, el montaje de las coreografías... Louise Cavaliere estaba satisfecha, y me dejaría descansar...

–El señor Chassier quiere que tengas una presencia más elitista e internacional –me explicó Borrero, acomodándose frente a un maravilloso piano Steinway, en una de las aulas del centro de capacitación artística de la televisora...

–¿Qué significa eso? –averigüé...

–Cantarás en inglés...

No me alarmé: dominaba la lengua, gracias a las previsiones de mis difuntos abuelos. Y no tenía mal acento. Borrero me extendió una partitura: "Touch my body", que interpretaba Mariah Carey.

–Maestro, no sé si sea la mejor opción para mí...

–¿Conoces la canción? ¿La has oído?

–Sí...

Abrió el piano, y movió los dedos...

–¿Entonces?

–Mariah Carey no sólo cubre todas las notas del rango vocal contralto y todas las de una soprano de coloratura; posee, además, la capacidad de cantar altísimo...

–¿Y?

–No creo alcanzarla, francamente... Mi interpretación sonará pálida...

Borrero se rascó la cabeza, en un gesto de nerviosismo, antes de desembuchar:

–¿Sabes que según el Libro Guinness, no hay otra cantante que puede alcanzar una nota más alta que la Carey?

–El dato no me tranquiliza, Maestro...

–Su domino en afinación microtonal es único... Usa los cuartos de tono con destreza magistral, y resulta precisa en pasajes de dificultad inverosímil...

–Por lo mismo, Maestro: prefiero algo menos exigente...

La reacción de Borrero fue inusitada: se echó a reír.

–¿Es tan pobre tu autoestima, Angie?

–Prefiero pensar que tengo los pies en la tierra...

–Comencemos con algo que te convencerá de tus facultades: la receta secreto de la propia Carey... El registro de silbido...

Estuve a punto de caer: tal condición era común en niños menores de nueve años y en muchas mujeres hasta los 30, ¡pero cuando yo me había iniciado en el canto, ya no la tenía! ¡Se trataba de ir más allá del falsete; de cerrar las cuerdas vocales, dejando sólo un pequeño hueco, para producir un sonido parecido al silbido de los labios, más agudo que el do6!

–No podré...

–Estoy seguro de lo contrario: con esa técnica, potenciarás tu rango vocal hasta notas más agudas de las que puede producir un piano estándar...

Decidí intentarlo: sólo para darle gusto a Borrero... Y para que, al desencantarse, buscara una canción distinta... Para mi sorpresa, no sólo alcancé el registro sin problemas, sino que mi voz salió natural, diáfana...

–¡Maravilloso! –clamó Borrero, dando un acorde gustoso al piano...

–Nunca había hecho algo así –reconocí...

–No me extraña... Con cada lección, adquieres tintes nuevos, mágicos incluso...

En silencio, pensé que había algo más, no sólo clases... "¡Estoy cantando como mujer!", concluí.

De camino al restaurante de la televisora, dediqué un rato a pensar en mi situación. Las tetas, según mi madre, eran resultados del Decolette 3D+ y del Suprem’Advance... ¿Pero y la feminización de mi voz? De golpe, caí en cuenta de que ya no tenías erecciones repentinas y de que francamente, poco a poco se me habían ido insensibilizando los genitales. "Quizá me dañaba la cinta adhesiva", teoricé.

Por la tarde, vistiendo ropa deportiva cómoda (un short y un top de lycra, sudadera y tenis), me presenté en la sala de ballet de la televisora, con Jean de Saint-Aymour, el coreógrafo: un francés de casi 60 años, pero rebosante de energía vital cual adolescente...

–Me ha dicho Borrero que cantarás "Touch my body"...

–Así es, Maestro...

–¿Has visto el video de Mariah Carey?

–Sí...

–Es muy sexy... Así que tu coreografía no puede serlo menos...

–Entiendo...

–Bailarás de acuerdo con la personalidad que el señor Chassier quiere para ti…

Antes de que manifestara conformidad, De Saint-Aymour hizo entrar a dos jóvenes morenos y altísimos, ataviados con mallas, camiseta y zapatillas de ballet. De cuerpos musculosos tan varonilmente perfectos, me hicieron caer en una especie de timidez...

–Colóquense junto a Angie –ordenó el coreógrafo–: Leyal, a su derecha; Adiel, a su izquierda...

Me vi a los espejos: por contraste, con la escolta de semejantes especimenes, mi figura aparecía mucho más estilizada y femenina; frágil, al mismo tiempo que atrayente...

–¡Qué fenomenal se ven! –me llegó la voz de Ramiro– ¡Ellos necesitarán ropa muy entallada; y tú, amor, escotes y aberturas para presumir todas tus curvitas!

Giré la cabeza: el diseñador de imagen y mi madre estaban entrando.

–¡Vaya contigo! –me chacoteó ella–... Te dejo sola un rato, y te apartas a los galanes...

Me sonrojé. Leyal mantuvo una actitud seria; Adiel me guiñó un ojo. Su rostro, mucho más suave que el del otro bailarín, parecía tallado a mano.

–Ramiro, señorita Karen –anunció De Saint-Aymour –: ellos serán los bailarines de Angie...

–Buena selección –asintió Ramiro…

Mi madre se acercó a saludar de beso; por su actitud, por el brillo en sus ojos, supe que estaba a la caza de Adiel.

–Ambos son muy profesionales –agregó el francés–... Leyal es egresado de la Escuela Cubana de Ballet... Adiel comenzó la carrera de Enfermería en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, pero el arte lo llevó a la Escuela de Danza Contemporánea de Cuba...

–Y a un par de conflictos con mi Comité de Defensa de la Revolución –intervino Adiel–, porque a algunos miembros les parecí indeciso y poco comprometido...

El acento tropical del bailarín sólo acentuó su masculina voz, deliciosamente abaritonada. Mi madre sonrió con coquetería:

–Así que cubanos...

–De La Habana –informó Leyal...

–Y de San Antonio de los Baños –completó Adiel–... Así que soy el de mejor humor...

–¡Basta de charla! –cortó el coreógrafo–... ¡Preparados!...

A través de los altavoces, sonaron las notas de "Touch my body"... De Saint-Aymour me marcó los primeros pasos: lentos pero vigorosos, profundamente sexuales... El contacto con los bailarines cubanos, sin embargo, hizo que se me dispararan nuevas dudas: al tocarlos, notaba yo sus músculos compactos, duros, insondables; sus manos, en cambio, se hundían con finura en la redondez de mis muslos y de mis caderas: pese a la firmeza de mi carne, parecía yo mucho más suave; con mayor agilidad, incluso. Adiel describió mis impresiones con una palabra exacta

–¡Qué fácil es levantarte, mami! –me dijo, barriéndome de arriba abajo con sus ojos verdes– ¡Pareces toda líquida!

Durante casi dos horas, fuimos construyendo la coreografía. Para satisfacción de De Saint-Aymour, la nueva y voluptuosa flexibilidad de mi cuerpo facilitaba las cosas: ¡me resultaba tan natural dejarme absorber por la música, y mover las caderas y las nalgas con una combinación equilibrada de incitación animal y de sutileza, de ingenuidad de niña y de apetito de puta!

Cuando pude descansar y me dejé caer en el piso de duela, otra evidencia me golpeó: ¡pese a la intensidad del ejercicio físico y a que sentía una liberación mucho más fuerte de calor, había yo transpirado mucho menos que cuando jugaba futbol o que en mis recientes prácticas en el gimnasio; de hecho, mucho menos que en cualquier otra ocasión de mi vida! Los cubanos, en cambio, escurrían sudor literalmente. "¿Qué rayos me está pasando?", me cuestioné. Adiel se despatarró junto a mí, y Leyal le arrojó una botella de agua Evian.

–¡Me encantan las bailarinas como tú, mami! –afirmó Adiel, destapando su botella e interrumpiendo mis reflexiones– ¡Facilitaste el trabajo!

Sólo acerté a decir:

–Gracias...

–¿Eres de esta ciudad o de la provincia? –picó, buscando conversación... Su interés me hizo sentir más calor...

–De aquí –respondí, perfectamente consciente de tragar el anzuelo–... Y tú, ¿por qué lo del buen humor?

Adiel puso rostro de júbilo, y sus pupilas brillaron como carbones encendidos. Bebió un trago.

–Desde los setentas, mi ciudad es sede de la Bienal Internacional del Humor... Tenemos hasta un museo del tema, con miles de caricaturas, único en Latinoamérica...

–¿En serio?

–Mami, nos dicen la Capital del Humor...

–Cuéntame más...

Desafortunadamente, mi madre no tardó en acomodarse junto a nosotros.

–¡Eres maravillosa, hermanita! –disparó, aunque viendo al cubano...

Le quité a Adiel la botella de agua y me levanté:

–Con permiso... Necesito preguntarle algo al Maestro...

No quería quedarme ahí... Siempre me había desagradado la actitud seductora de mi madre; pero en ese momento, percibí algo interno, mucho más raro. No supe bien qué... Fui hasta De Saint-Aymour, quien dialogaba con Ramiro, y, mientras apuraba yo el agua, le hice alguna consulta superficial,...

–Hemos concluido, niña –anunció el coreógrafo, tras responder a mi estupidez–... ¡Pero te quiero aquí, mañana, puntual, con leotardo, mallas y zapatillas de ballet!

Marché, con rapidez, hacia la salida... Mi madre, jugando a las risitas con Adiel, se limitó a contemplarme. Cuando tenía yo un pie fuera, dijo:

–Tienes entrenamiento, ¿verdad?

Asentí en silencio... Luego, seguí mi camino...

Agustín Trejo, consciente del esfuerzo realizado con De Saint-Aymour, bajó un poco el ímpetu de sus rutinas.

–Vas excelente –me felicitó–... Así que hoy podemos ser más recreativos...

Tras una ducha, llegué al restaurante de la televisora en agotamiento total... Cené casi automáticamente, sintiendo que los ojos se me cerraban... Pero no podía dejar de pensar en Adiel... Y en mi madre...

–¿Un día largo? –me sorprendió la voz de Fanny.

–Terrible –balbuceé...

Fanny llevaba una charola con fruta, agua mineral y dos apetitosos flanes. Me dio uno:

–Si develas que recibiste esto de mí –sonrió–, lo negaré por completo...

–¿Estás comiendo dulce? –me extrañé...

–Terminé con Armando –confesó–... Cada vez, estábamos más distanciados... Un poco de consuelo, no cae mal...

Me comí el flan de manera voraz; incluso, lamí el fondo del molde, lleno de delicioso caramelo.

–¿Sabes que es mi primer postre decente desde que estoy en esto? –averigüé...

–Tu régimen es estricto –reconoció–... Pero ha valido la pena... ¡Cada día tienes mejor cuerpo!... ¡Me temo que no tardarás en superar a tu hermana!

–Tu flan me devolvió un poco de energía –suspire–... Gracias…

Fanny dio un sorbo al agua mineral.

–Según Louise Cavaliere, estás hecha una princesita … ¡Qué bueno que no te vio hace un momento!… ¡Parecía que te tragarías el recipiente y el platito en cualquier momento!... Si la oyeras: "es mi mejor alumna, toda delicadeza; ¡y cómo ha aprendido a maquillarse!"...

–Me voy, Fanny –detuve–... Necesito dormir... ¿Sabes dónde está mi hermana?

–Con exactitud, no... Fue con Adiel a cenar... Me pidió que te dijera que no la esperes... Adelántate al departamento... Ella llegará por su cuenta...

Subí a la camioneta con cierto desazón... Don Mateo lo notó:

–¿Y ahora sola, señorita Angie? ¿Dónde dejó a la señorita Karen?

–Ya ve, Don Mat –bisbisé–... Se fue de fiesta sin mi...

Una vez en el departamento, me encerré en mi habitación, y me dispuse a dormir... "Adiel, Adiel"... No tardé en hundirme en un sueño recóndito... Algunos pasos, sin embargo, me despertaron. Vi mi reloj: eran las tres de la mañana... Agucé el oído...

–No hagas tanto ruido –distinguí a mi madre–... Angie ya está dormida...

Siguió un leve portazo; luego, otro. Al fin, el evidente fris-fras de ropas contra cuerpos... Me incorporé levemente...

–Tu hermana es sublime... ¿Ha practicado ballet?

Sí: Adiel estaba en el cuarto de mi madre... Me levanté, tomé un vaso y lo deposité sobre la pared que ella y yo compartíamos, para usarlo como improvisada bocina... Recargué mi oído...

–No –contestó mi madre...

–Pues tiene el cuerpo de una bailarina –aseveró el cubano...

–¿A qué te refieres?

–Está buena, la niña...

–¡Y lo que le falta!

–Pero si ya luce el mismo culito sabroso que tú...

–Créeme: verás a Angélica desarrollar aún más su cuerpo...

–¡Será una bomba!

–Pero deja de hablar de ella... Bésame...

Poco a poco, los sonidos fueron cambiando. Percibí lo que ocurría del otro lado, y me sentí mal... Inexplicablemente, me agradaba saber que yo le gustaba a Adiel, pero me angustiaba pensar que él estaba a punto de cogerse a mi madre...

Volví a la cama. Pero una repentina idea me hizo saltar. "¿Acaso son celos?"... Traté de abstraerme... "No... Claro que no"... Sacudí la cabeza... "Karen puede estar con quien se le pegue la gana... Nunca me ha importado quien se la meta o de la deje de meter..."... Pero no era eso: "¡Dios", reconocí de golpe. "¡No quiero que Adel esté con Karen!".

Justo en ese momento, mi madre comenzó a gemir, ¡como nunca! Y si bien al principio trataba de reprimirse, para no hacer escándalo, pronto le fue imposible y gritó a todo pulmón:

–Así, así... ¡No pares!...

Me tapé los oídos. No sé por cuánto tiempo. De pronto, en mi imaginación, surgió un cuadro morboso, de película pornográfica: Adiel montaba salvajemente a mi madre... El tono abaritonado, en la habitación vecina, puso la frase que faltaba...

–¡Karen! ¡Karen!…

Sufriendo una excitación implacable, quise masturbarme... Sin embargo, a punto de liberar mi pene, una ráfaga de pensamientos me detuvo: no vi en mi mente a Adiel cogiéndose a mi madre, ¡sino cogiéndome a mí!... Con terror, me sepulté entre las sabanas, repitiendo: "Soy hombre, me gustan las mujeres"... "Soy hombre, me gustan las mujeres"... "Soy hombre, me gustan las mujeres"... Sólo así, puede volver a dormir...

No me extraño despertar sin haber descansado en realidad. Me bañé despacio. "Adiel no me gusta", traté de convencerme. "En cuanto esto termine, regresaré a mi identidad de varón. No soy puto".

Salí de mi habitación y fui a la cocina: en la barra, el bailarín disfrutaba un omelet de queso de cabra.

–¡Buenos días! –saludó mi madre, desde la barra...

No contesté.

–¿Dormiste bien, Ángel? –preguntó Adiel...

Quedé de una pieza.

–¿Perdón? –balbucee.

Adiel me guiñó un ojo:

–Quise saber si habías descansado, amiguito...

Vi a mi madre con alarma.

–Tranquila, hermana –sonrió–… Adiel es mi nuevo novio… Y como vivirá aquí, con nosotras, pensé que era mejor que supiera tu secretito...

Me derrumbé en uno de los bancos... De hecho, creí que vomitaría en cualquier momento...¡No supe qué me dolía más: si el enterarme que Adiel y mi madre eran amantes oficialmente, o que él conociera que yo no era mujer en realidad!

–No volveré a hablarte en masculino –subrayó el cubano–... Perdóname... Tú hermana me contó lo que han sufrido... Cómo siempre has querido ser niña, lo del concurso, lo del tratamiento... ¡Todo!...

Mi madre intervino, colocando frente a mí un plato con verdura cocida:

–Desayuna rápido, Angie… Don Mateo ya llegó por ti...

En silencio, sin tocar el plato, me levanté... Pasé el día completo con la mente bloqueada... ¡Ni siquiera pude disfrutar el verme, por primera vez, como una delicada bailarina de ballet!...

Para cuando llegó el fin de semana, yo había tomado la extraña decisión de odiar a Adiel. Lo cierto es que él se mostraba respetuoso, hasta cálido. Pero no podía yo actuar de otra manera.

–Angie, no me trates así –me dijo una tarde–... Te entiendo... Más de lo que crees... Todos tenemos secretos… Alguna vez te contaré lo que viví en el malecón de la Habana y en la Quinta Avenida, hasta que pude salir de Cuba...

–Guarda tus materiales para un productor –lo corté–... Igual, inspiras una telenovela...

El fin de semana en Cancún me resultó reconfortante. De entrada, Chassier no quiso que viajara yo en el avión comercial fletado especialmente, sino que me invitó a su jet privado. Únicamente lo acompañábamos mi madre, Pierrick, Fanny y yo, así que me dejé consentir.

Huelga decir que nos hospedamos en el Ritz Carlton. A mi madre y a mí nos asignaron unas suites maravillosas con vista al mar: la mía, mucho más lujosa y amplia, fue para ella una especie de bofetada...

–¡Vaya! ¡Lo que faltaba! –se quejó–... Creo que el franchute no reconoce mi trabajo contigo...

Me encerré, saboreando de antemano mi tiempo a solas... Sobre la cama, noté una caja larga. Me acerqué: procedía de una exclusiva boutique. A los lados, se desparramaban docenas de mis chocolates favoritos... Había una tarjeta: "Por favor, ocupa esto para el estreno del reality. Yves"... Abrí la caja: guardaba un un mini vestido rojo precioso, sin tirantes, con escote bañera y amplios cortes laterales. Lo completaba una tanga roja con diseño de cuatro tiras y un par de zapatillas de tacón alto, abiertas, también en color rojo... Suspiré...

Fui de inmediato a la primera reunión de trabajo: en una salón del hotel, me esperaban ya los otros once competidores. No me fue difícil ubicar a los papeles principales del "drama televisivo" que estaba por comenzar: José Manuel el guapo, con pinta de fresa; Óscar, el rico creidísimo y fanfarrón; Gabriela, la buena de la historia, toda ternura; Wendy, la intrigosa... Sin embargo, de inmediato me cayó bien Francisca, una humildísima niña de pueblo, gris en su apariencia pero de voz extraordinaria.

–¡Bienvenida, Angie! –saludó Pierrick–... Pasa... Saluda a tus compañeros...

Vi las cámaras discretamente dispuestas, pero grabando los detalles del encuentro. Hice migas naturales con Gabriela y, por supuesto, con Francisca. Reconozco que traté de evitar a José Manuel, sabiendo su rol: "uno de los que se enamorarán de ti", había dicho Chassier.

–¡Todas ustedes son tan bonitas! –nos dijo Francisca, mientras bebíamos cócteles sin alcohol– ¡No sé qué hago yo aquí, ni para qué hice gastar a mi familia tanto dinero!

–Cantas bien, ¿no? –le dije, con sinceridad– ¡De eso trata el concurso; no es Señorita México!

Gabriela se incomodó un poco. Ostensiblemente... Pero manifestó su acuerdo conmigo. Y remató:

–Si fuera por belleza, tú, Angie, nos ganarías a todas...

Me sonrojé.

–No nos vengas con falsas humildades –sentenció Francisca, un poco más relajada; casi divertida–... Te das perfectamente cuenta de lo que tienes, y sabes sacarle partido; aprovecharlo...

–¿A qué te refieres? –pregunté...

Gabriela, juguetona, me arrojó el rabito de su cereza...

–Obvio, niña coqueta: a cómo te sientas, a cómo gesticulas, a cómo te mueves...

–A cómo vistes y a cómo te arreglas –acotó Francisca...

Recordé a mi madre, con atuendo provocador, acariciándose las nalgas: "Las mujeres tenemos esta ventaja. Lástima que naciste hombre: nunca sabrás todo lo que se puede obtener con esto"... ¡Dios! ¡Ya lo estaba sabiendo!

–No digan eso –declaré, con un poco de amargura...

–¡No te atacamos, amiga! –me abrazó Gabriela– ¡Al contrario!

–Pues sí –se encogió Francisca de hombros–: eres mucho más bonita que nosotras, y Dios te dio mejor cuerpo...

–¿Qué podemos hacer contra la herencia? –se rió Gabriela– ¡Tu hermana y tú parecen clones de Barbies perfectas!

De un rápido vistazo, comparé mi cuerpo con el de las mujeres del reality. "¡Rayos!", caí en cuenta. "¡Mis senos son los más desarrollados!".

En efecto, sin interrumpir las aplicaciones de Decolette 3D+ y de Suprem’Advance, mis mamas (¡eso eran ahora!) me habían seguido creciendo, pero no sólo se me habían comenzado a ensanchar también los pezones sino que tenía las areolas más pigmentadas. De hecho, observaba el contorno diferenciado de cada una de estas partes; y notaba ya peso en las copas de mis brassieres, y mayor tensión y ceñidura en sus tirantes.

Mis curvas resultaron mucho más evidentes el domingo por la mañana, en la playa. Vistiendo el conjunto de Victoria’s Secret que mi madre había seleccionado y como ella misma lo había vaticinado, pronto fui objeto de la atención no sólo de los competidores y de la gente de la televisora, sino de algunos cercanos bañistas. Chassier, tranquilamente acomodado en una silla de playa, me mandó llamar.

–Siéntate, Angie –me pidió, señalando otra silla junto a él–... ¿Qué quieres tomar?...

–Un jugo de naranja...

Chassier chasqueó los dedos a un amabilísimo mesero. Luego, me vio.

–¿Te gustó el vestido?

–Es hermoso, señor... Muchas gracias...

–Quiero que luzcas espectacular, hoy, en la primera transmisión del reality... Habrá reporteros de varios medios, invitados especiales... Incluso el Gobernador de Quintana Roo... Tony se encargará de maquillarte y de peinarte...

El mesero llegó con el jugo, dándome tiempo para organizar mis pensamientos. Una duda me carcomía, y preferí externarla:

–¿Puedo preguntarle algo, señor?

–Desde luego...

–¿Ese reality tiene ya un ganador?

Chassier se fue para atrás...

–¿Lo sabes o lo intuyes? –esquivó...

Me levanté de la silla, inclinándome hacia el productor, mostrándole descaradamente el cada vez más marcado inicio de mis senos:

–Sea honesto conmigo, por favor... Usted sabe que soy discreta...

De la mesilla entre nosotros, Chassier tomó su inseparable cigarrera.

–Angie, tu carrera está asegurada... Créeme... Para ti, este reality es sólo el lanzamiento...

Respondí con total honestidad:

–Señor, no me interesa saber si saldré victoriosa o no... Simplemente, algo me dice que la trama va más allá del desarrollo del concurso... Que, incluso, llega a los resultados...

Chassier jugó con la cigarrera, tomó un puro y lo encendió:

–Hay una ganadora, pero no eres tú...

–¿Es Gabriela?

Chassier tosió:

–¿Esa puta te lo dijo?

Reí:

–No... Me fue obvio...

Volví a acomodarme en la silla, y tomé mi vaso de jugo. De forma inexplicable, Chassier inició una letanía de justificaciones:

–Gabriela tiene madera de baladista, pero es insípida... El triunfo le ayudará a colocar más discos... Tú no necesitas eso: brillarás por ti misma...

Vi al productor con ojos falsamente divertidos:

–No me preocupo por mí... Sospecho, por ejemplo, que Francisca no está al tanto de la trama... Ella realmente le está poniendo corazón y esperanzas al reality...

Chassier lanzó una exhalación quejumbrosa.

–A diferencia de Karen, tú tienes escrúpulos... No sé qué tan bueno sea eso para ti... O para mí...

Traveseé, coquetamente pero sutil, acariciándome los labios con el popote... Aparenté casualidad... Porque tenía la seguridad de que estaba a punto de averiguar más...

–Me da la impresión, señor, de que así le gusto a usted...

Chassier lanzó una carcajada...

–¡Demonio de mujercita! –con una seña, ordenó al mesero que le llenaran el vaso con ginebra y agua de coco; bebió un largo trago–... Francisca no tiene maldita idea, en efecto... Es la pobre rancherita con la que millones de televidentes jodidos se identificarán: su presencia nos garantiza un montón de dinero por concepto de llamadas...

–Aunque no le cuenten a su favor...

Chassier me señaló con el vaso:

–No me provoques...

Quedé en silencio... Si yo, como mujer, era una farsa, ¿qué más podía esperarse del maldito concurso? Sin embargo, me dolía el porvenir de Francisca... "Tengo que ayudarla", reflexioné...

Por la noche, en un antro de moda contratado ex profeso, vimos el inicio de las transmisiones del reality: los castings de los doce participantes, más algunos "de relleno" (incluyendo los más ridículos). Conforme a las instrucciones del productor, usaba el mini vestido rojo, y había dejado que Tony me realizara un peinado alto, muy sofisticado, y un maquillaje intenso. Dado que Chassier me había destinado una limosina, mi arribo a la alfombra roja había resultado espectacular: tras asolearme, mis hombros, mi espalda, mis piernas y casi la mitad de mis senos, fulguraban con un saludable tono canela, acentuado por sutiles y hábiles toques de glitters, por lo que los flashazos de las cámaras arrancaban matices tornasolados a mi piel...

De inmediato, me condujeron a la mesa de Chassier: ahí, esperaban ya el Gobernador de Quintana Roo, el presidente municipal de Cancún, Pierrick, Fanny, Francisca ¡y Juan Manuel!

–Te ves preciosa –me saludó Chassier de beso...

Instantes más tardes, mi actuación, en la pantalla, me desconcertó: era yo y no era yo: aunque profundamente femenina y descaradamente sexual, mi figura me parecía mucho menos voluptuosa que la que el espejo me había devuelto al arreglarme... Con un susurro, el productor confirmó mis sospechas:

–¡El ejercicio y la dieta te han sentado bien! ¡Estás mucho más buena y piernuda!

Sentí la boca seca... Y volví los ojos hacia la mesa de mi madre... "A mi cuerpo le está pasando algo muy, muy extraño", concluí...

Algo trabó mis cavilaciones: con discreción, Pierrick me deslizó una tarjeta: "Ya hay fotógrafos y reporteros en la pista. Juan Manuel te va a invitar a bailar. Acepta y sé coqueta"...

En cuanto sonó la música, el chico se puso de pie, fue hacia mí, se inclinó y me tomó de la mano:

–¡Showtime! –me susurró al oído– Debo comenzar a enamorarme de ti...

Vi a Chassier: me guiñó un ojo y sonrió...

Me levanté en confusión. Sólo acerté a decir:

–¿Si?

Juan Manuel se encogió de hombros...

–Sí... Y no será difícil... Créeme...

Avengers Swap lll

La dinámica cambia ahora solo serán 5 comentarios para que​,publique la siguiente parte pero ya no habrá capitulo diario ,solo llegando a la meta de comentarios publicare el siguiente

martes, 20 de junio de 2017

Infieles

Compadre ya pare ,no entiende que yo no soy mi esposa ,por accidente intercambiamos de cuerpos cuando tire café en la Pc.
Basta ya pare!!
Usted y mi esposa me deben una buena explicación.

Actualización

Chicos el blog ha crecido mucho desde que regrese a la actividad y hemos alcanzado metas que yo creía imposibles

Muy pronto traeré nuevas captions un poco más largas y mejor explicadas.

El final de Repercusiones también está  muy próximo y sin darles un adelanto les prometo que será algo que todos esperaban.

Y para finalizar tengo planeadas otras historias para el blog,las cuales serán:

1.- Una historia en primera persona que narra la vida de un chico que por cuestiones de la vida termino en el cuerpo de la chica que le gusta.

2.- Esta historia narrará la transformación de un chico en diferentes personas aprovechándose un poco de las situaciones que se le presentan

Sin más que decir,les doy gracias por todo y espero que les siga gustando el blog.

Avengers Swap ll

Chicos recuerdan que hace tiempo les mostré una imagen de una historia titulada Avengers Swap

Pues decidí retomar el proyecto y le hice unos pequeños cambios.
La publicaré diario pero si llegamos a 10 comentarios, en menos de 2 horas subiré el siguiente capitulo. 
Cada capítulo tendrá 2 páginas

Léase de derecha a izquierda.

Avengers Swap

Chicos recuerdan que hace tiempo les mostré una imagen de una historia titulada Avengers Swap

Pues decidí retomar el proyecto y le hice unos pequeños cambios.
La publicaré diario pero si llegamos a 10 comentarios, en menos de 2 horas subiré el siguiente capitulo. 
Cada capítulo tendrá 2 páginas

lunes, 19 de junio de 2017

Estas ahi?

Chicos hace tiempo una persona se ofreció a enviarme imágenes para hacer captions.
Pero dejé de comunicarme con el
Espero que siga en pie su propuesta y si puede comunicarse conmigo serie genial.

Valeria Marín <3

Amo a esta mujer y algún día me gustaría cambiar de cuerpos con ella o poseerla
Sería increíble

domingo, 18 de junio de 2017

Caption Anónima

Alejo cambio de cuerpo con Malú y aprovecho las situaciones que se le presentan.

Aviso

Chicos se que les debo unas Captions a algunos de la dinámica anterior pero lamentablemente perdí esos mensajes.

Enviarlas a este correo: Mercrlamb@gmail.com
Si pudieran volver a enviar las imágenes y los datos con gusto hoy mismo se las hago.


La siguiente parte de Repercusiones la subiré hoy de igual manera.

Noticias

Ya está Repercusiones 15 pero como lo tenía en borrador apareció antes.
Mañana esperen la parte 16 ,ya estamos cerca del final.
Disculpen que no la subí ayer ,he estado ocupado este fin de semana y no tuve tiempo de terminar el capítulo hasta hoy.

Espero me comprendan
Saludos por parte de Mish

jueves, 15 de junio de 2017

Noticias

No quiero decepcionarlos pero nesecito su ayuda.
Como ya sabrán,la historia que inicio como "Hace Mucho Tiempo" y continua como "Repercusiones" pronto llegará a su fin y tengo planeadas dos historias de las cuales daré detalles muy pronto.
Lo que les puedo adelantar es que una será en primera persona y la otra será  Gender Bender.
Pero no puedo publicar las dos al mismo tiempo,así que ustedes decidan cual quieren primero.
Los leo en los comentarios.

Pd. Repercusiones será publicada hasta mañana

Repercusiones (15)

Jimena y Dayana subieron al auto y se dirigieron al cine,entraron y miraron una película que se había estrenado hace poco y salieron muy divertidas.
- Increíble! Hace mucho que no veía una película así-.
-Yo jamás había visto una película-.
-Enserio? -.
-No ,digo que jamás había visto una película así de divertida-.
- Ohh, creía que nunca habías venido al cine! -.
- Pues no... no muy seguido (Demonios, esta chica me pone nervioso ,quiero mirarle el trasero pero alguien me podría ver) -.
De repente dos chicos se les acercaron para pedirles una cita.
-Hola Hermosas! Mi amigo y yo las miramos cuando salían de la sala y nos preguntábamos, si querían ir a comer algo con nosotros?-.
-Lo siento chicos pero mi amiga y yo ya tenemos planes-.
-Me darían un momento chicos?-. Interrumpió Dayana.
-Claro-. Contestaron ambos.
________________________
-Por que no aceptas Jimena? , parecen ser buenos chicos -.
- Quieres salir con ellos? Ya tengo todo planeado-.
- Planeaste la comida? -.
- No, yo comí en casa-.
-Ves, podemos ir con ellos ,solo una hora,  si? -.
- Bien,una hora y nos vamos-.
Terminaron de susurrar y se acercaron a los chicos para aceptar su invitación.
-Bueno, aceptamos, pero podríamos... -.
*Dayana interrumpió a Jimena*
- Cuales son sus nombres? -.
- Yo soy Leonardo y el es Frank!-.
-Leo y Frank ,me gustan sus nombres-.
-Gracias, y ustedes?-.
-Yo soy Dayana y mi amiga es...-.
-Jimena, yo soy Jimena-.
-Oh vaya que nombres tan hermosos de dos mujeres hermosas-.
-Gracias Frank-.
-Y a dónde iremos? -.
-Que les parece si vamos a el  restaurante que esta cruzando la calle?-.
-Me parece perfecto-.
-Bueno vamos-.
Jimena y Frank se fueron juntos ,mientras que Dayana y Leonardo los siguieron.
Entraron a el restaurante y para su mala suerte de ambas, se encontraron a una persona que no esperaban.
Ahí estaba el tío de Dayana ,el director Abelardo con una señora que ninguna de las dos reconocía.
-Hey Dayana! Ese no es tu tío?-.
-Si, pero quién es esa señora?-.
-Ni idea,pero estoy segura que no trabaja en el colegio-.
-No debemos dejar que nos vea, hay que convencer a los chicos que vayamos a otro lugar-.
- Va a ser difícil,más aún porque tú les diste el visto bueno para elegir el lugar-.
-Entonces que hacemos?-.
-Vámonos, dales tu número e inventamos una excusa-.
-Por que mi número? -.
-Eso no es importante ahora-.
Dayana se inventó una excusa y prometió que si les chicos les llamaban saldrían con ella cualquier otro dia,se despidieron de ellos.
Cuando intentaban escapar del restaurante a escondidas accidentalmente Jimena tropezó a una mesera y está le tiro una copa de vino sobre su blusa blanca,quedando totalmente manchada, pero no podía hacer ningún berrinche para no llamar la atención de el director.
Dayana la invitó a su casa para prestarle algo que ponerse y no llegar a casa toda manchada ,no podría ser mejor para Jimena,tenía la oportunidad de estar a solas con la hermosa chica.
Llegaron a la casa del Tío de Dayana y entraron, subieron a la habitación.
-Toma está blusa es blanca como la que tienes-. *Le dio la blusa*
-Gracias quiero quitarme esto que está todo empapado-.
-Quieres que me vaya o?-.
-No,no, quédate , necesito tu opinión de cómo me queda-. *Se puso la blusa*
-Te queda perfecta-.
-Pero sabes algo, también necesito un sosten! Me podrías prestar alguno?-.
-.Claro,pero no creo que te queden,tienes unos pechos muy grandes!-.
- Enserio? Tu juzga!-. *Se quitó la blusa y el sostén dejando sus pechos  descubiertos*
Dayana quedó sorprendida al verlos y con un poco de nervios comenzó a tocarlos.
-Wow, vaya que son grandes -.
-Es verdad no me van a quedar-.
-Te puedes poner la blusa así sin sostén-.
-No,me daría pena salir así-.
-Bueno,como tú quieras-. *De un cajón lleno de ropa interior tomo un sosten y se lo dio a Jimena*
-No, definitivamente no entro aquí-. *Se puso la blusa que Dayana le había prestado*
-Te lo dije-.
-Y tu que talla eres? -. *Dijo al mismo tiempo que le tocaba sus pechos*
-Mmm... Creo que no lo sé con exactitud-.
-No jodas,no puedo creer que no sepas tu talla -.
-Nunca me han interesado las cosas así,mi madre me compraba todo,yo no le tomo importancia a eso incluso casi no los uso-.
-Ya veo, y entonces eres bisexual,eh?-.
*Dijo antes de robarle un beso*
Mientras la besaba también acariciaba sus pechos lo que provocó que Dayana reaccionara y le quitará la blusa a Jimena y de igual forma le tocará sus pechos.
Ambas cayeron sobre la cama y comenzaron a besarse apasionadamente, Dayana tomo a Jimena y la se montó sobre ella tomando el control de la situación, le bajo la falda y comenzó a tocar su vagina.
Jimena tomo a Dayana de la cintura y la giro quedando ella arriba, sujeto la parte de abajo de su vestido y lo subió para despojarselo, Dayana tenia puesto un conjunto color rojo que le encantaba a Jimena , nuevamente se distrajo y le dio la vuelta, ahora Dayana tenia el control le agarro sus pechos y comenzó a jugar con ellos, luego bajo su pantie y comenzó a realizarle sexo oral.
Para Frederic era su primera experiencia con otra mujer ,ya que con Vanesa no había disfrutado como ahora,debido a que Vanesa no quería hacerlo pero Dayana era un caso contrario,ella si estaba dispuesta a satisfacerla.
Justo en el clímax de la situación un estaciono afuera de la casa,entonces las chicas reaccionaron.
-Escuchaste eso? Fue un auto-.
-Demonios es mi tío,toma tu ropa y vístete -.
-Espera tú qué harás?-.
-Yo bajaré a distraerlo-.
-Bajaras así? -.
-No,mejor cerraré la puerta con el seguro y te daré tiempo-.
Abelardo había entrado a la casa y subía para ver si había alguien ya que con el venía su "acompañante" misteriosa.
Jimena se puso la ropa y salió al balcón para esconderse, entonces Abelardo toco la puerta.
-Dayana? Estas ahí?-.
-Si tío! Me estoy cambiando-.
-Ok,estaré en mi habitación,irás a alguna parte?-.
-No,ya no creo salir ,si llegara a salir te aviso-.
-Bien,voy a "descansar" un rato no le molestes-. *El y la mujer con la que venía entraron a la habitación sin hacer mucho ruido*
Dayana se dirigió al balcón y fingió no ver a Jimena ,se paro frente a ella y dejo una hermosa vista que deleitaba a Frederic.

miércoles, 14 de junio de 2017

Star Vs Las fuerzas del Body Swap

Fan Art

Con la novedad que apenas anunciaron que Mario puede poseer personajes lanzando su gorro sobre ellos e inmediatamente comenzaron los fan arts.
Nosotros con gusto agradecemos material como este 

Repercusiones (14)

Mientras tanto en casa de Vanesa "su madre" se preparaba para tener una cita con la nueva maestra.
Su objetivo era pasar a algo más que solo una cita como amigas,por eso era hora de mostrar todos sus atributos, se vistió con una falda muy corta color negro y una blusa blanca muy escotada que no dejaba nada a la imaginación.
Estaba cansado de usar tacones pero si quería lucir sexy los tacones eran algo indispensable para eso.
Por su parte las chicas estaban modelando la ropa que Esther había comprado.
-Te digo algo Vanesa ,hace años que no me divertía así, aún extraño esos tiempos donde solo éramos unas niñas-.
- Aún lo somos,no es como que ya seamos mayores de edad-.
- Es verdad,pero esto lo hacíamos cuando teníamos 9 o 10 años-.
- Fueron buenos tiempos-.
- Muy buenos tiempos-.
- No existían los problemas, solo peleaba por que mi madre me dejara ver la televisión o por que me comprara las cosas que yo quisiera-.
Esther cambio la conversación y pregunto acerca de la poción.
- Nesecito una explicación por lo que sucedió ayer-.
- Hablas sobre la bebida y los poderes mágicos que otorga-.
- Pues si, como la conseguiste? -.
- Es difícil de explicar pero para simplificar todo te diré que la encontré-.
-Te imaginas que podríamos hacer con ella? -.
-Hey no,no haremos nada malo,aquel persona que la creo la usaba para malos propósitos-.
-Entonces para que la tienes?-.
-Para mantenerla alejada de los demás-.
- Andá,podrías usarla para cambiar tus calificaciones en el colegio, no solo es útil para hacer cosas malas- .
- Si,pero me sentiría culpable al tomar el cuerpo de alguien más incluso me siento mal de lo que hicimos ayer,pero de no haberte dado la poción no me hubieras creído-.
-Entiendo esa cosa es mala y no la vas a usar para nada-.
-Exacto ya tienes la idea-.
-Bueno, vamos a traer más ropa que quiero seguir con la diversión-.
Ambas chicas subieron por más ropa y siguieron modelando entre ellas.
En la ciudad se encontraba Jimena conduciendo a casa de Dayana ,había recibido la dirección por medio de un mensaje y con el GPS del auto llegó de inmediato.
Se estacionó tomo su teléfono y llamo a Dayana,pero ella no contesto.
Salió de su auto y toco el timbre en repetidas ocasiones,entonces abrió a quien menos quería ver.
-Hola Jimena,que anda haciendo por estos lares?-.
-Hola Abelardo, que tal? Crei que está era la casa de Dayana! -.
- Vive conmigo,es algo temporal-.
-Oh vaya... que... bien... -.
- Y para que vienes a buscar a mi sobrina?-.
- Ehhh...  voy a llevarla a conocer la ciudad-.
- Y no puedo acompañarlas? -.
- No, no,no, es cosa de chicas-.
Fue ahí cuando Dayana bajo
-Tio, no insistas-.
- Perdón ,solo quería saber si podría ir-.
- Creo que lo mejor sería que nos fuéramos ya Dayana,si queremos llegar a tiempo al cine-.
- Si,Adiós Tío ,nos vemos más tarde-.
Al salir de la casa Jimena miro a Dayana y se quedó mirando lo hermosa que se veía.

martes, 13 de junio de 2017

Posesión

La nueva hábilidad de Mario

200K

Por fin llegamos a 200,000 visitas.
Hace no mucho que retome el blog teníamos 150,000 y en un lapso muy corto de tiempo llegamos a esto.
La meta es llegar a 300k y muchos mas.
Gracias a todos

Repercusiones (13)

Al otro día Jimena despertó con un dolor de cabeza increíble,lo que se conoce como resaca, y las chicas se despertaron tarde por desvelarse mirando televisión.

Jimena se sentía muy mal, después de bailar había tomado unas copas pero obviamente no termino como los demás, eso era nuevo para ella pues la verdadera Jimena nunca había ingresado tanto alcohol a su cuerpo y Frederic aunque si ingería bebidas alcohólicas eran muy diferentes a las de su tiempo,su nuevo cuerpo no estaba acostumbrado a beber alcohol.

La resaca lo tenía si ganas de hacer algo pero quería salir con Dayana, tomo su celular y le envío un mensaje.

Hey linda,soy Jimena!
Te quería preguntar si nos veremos esta tarde y adónde quieres ir? Si tu tío no te deja avísame y yo hablo con el.

Ese fue el mensaje que Jimena le dejo, no pasaron 5 minutos cuando ya tenía respuesta.

Si, que tal si vienes por mí como a las 5 y recorremos la ciudad en busca de diversión.
Y no te preocupes por mi tío ,el no estara de pie hasta mañana ,bebió tanto anoche.
😂😂😂😂

Esa fue la respuesta de Dayana.

Jimena se alegró de poder salir con una chica con la que si podría intentar sostener una relación,pero debía tener cuidado con "su esposo" que llegaba la siguiente semana y podría frustar sus planes.
Subió a checar que tanto le quedaba de poción y verificar si era necesario comprar más ingredientes para un futuro.
Pero al llegar se encontró con la gran sorpresa de que ya no estaba donde la había dejado.

-Pero qué carajos le pasó a mi poción? Si justo la deje aquí,oculta de los curiosas niñas como Vane... sa. Vanesa! Seguro ella la encontró,si descubre sus poderes podría usarla en mi contra ,voy a recuperarla-.

Salió de la casa y en su auto viajo hasta casa de Esther, pero para su mala suerte no había nadie ahí.
Las chicas habían salido de compras con la tarjeta que su madre le había dejado a Esther, con pocas ganas de preparar algo Esther invito a Vanesa a comer algo en uno de sus lugares favoritos.
Se fueron rumbo al centro de la ciudad donde entraron a un lugar de comida rápida ,ordenaron algunas hamburguesas y bebidas para comer en aquel sitio.
Terminando su comida visitaron el centro comercial donde miraban todo tipo de ropa.
Entonces Vanesa recibió una llamada de su madre.

- Vanesa ,donde demonios estás?-.
- Estoy en el centro comercial con Esther, por que te oyes tan enfadada Mamá?-.
- Estoy en casa de Esther y al llegar no me encuentro a nadie , obviamente estoy enojada al menos debiste avisarme-.
-Tranquilízate mamá no es para tanto-.
- Bueno, espero encontrarte mañana en casa de tu tía para que pase por ti-.
- ok,ok ,no saldré para nada-.
- Eso espero-.

Jimena regreso a casa confiada que Vanesa no había usado la poción y un poco ansiosa por estar con Dayana.
Mientras tanto las chicas entraron a una tienda donde la ropa era muy costosa.

- Vane, entra conmigo vamos a comprar algo para nosotras-.
- No,no te puedo aceptar algo así,esta ropa es carísima-.
- Vamos es un regalo además mi madre lo paga tu no te preocupes por el dinero-.
- No crees que gastar todo ese dinero en ropa es algo tonto-.
- No,para eso es el dinero, por algo mi madre me dio una tarjeta de crédito-.
- Aún así no necesito algo de eso-.
- Enserio? Que tal esto.-. * Tomo una blusa negra muy cortita ,unos jeans increíbles y un cinturón café que se veía genial*
-Bueno solo me lo probaré para ver qué tal me queda-. *Se puso la ropa en el probador y salió para enseñarle a Esther*
-Luces increíble! Definitivamente nos llevaremos ese-.
-Bueno,me lo quitare y allá en tu casa lo usaré -.

Esther compro más ropa para ella y después regresaron a su casa ,llegando Vanesa subió a cambiarse al igual que Esther ambas bajaron con sus nuevas ropas.

- Vaya Esther muchas gracias,me encanta esta ropa-.
- No es nada, somos primas,no?-.
-Si-
- Se me ocurre una idea ,que tal si modelamos la ropa-.
- Ya no somos niñas pequeñas-.
-No seas agüafiestas,anda realiza una pose sexy-.

lunes, 12 de junio de 2017

Repercusiones (12)

Actualice Repercusiones 11 leanla antes de leer esta parte.
En la reunión.
Dayana se quitó a Jimena de la boca y la empujo hacia adelante.
-Wow! Jimena que le pasa? ¿Por que hizo eso? -.
- Discúlpame estoy un poco confundida,he tomado algunas copas!
(Fue una decisión estúpida a ver si me cree alguna excusa)-.
- Tranquila no pasa nada, pero me sorprendió que llegarás de repente y me besaras-.
- Te lo reitero discúlpame no se que tontería hice -.
- Bueno, bueno,no es para tanto, además... me gusta como besas-.
- Enserio?-.
- Si, tus labios son exquisitos, me recordó a una antigua amiga que me besaba desprevenida-.
- Entonces tú eres? ... -.
- Si, soy bisexual, me gusta probar de ambos-.
- Oh vaya , que sorpresa-.
- Y tu? Solo eres lesbi o también eres bisexual? -.
-Creo que me gustan los dos-.
-Excelente-.
- Bueno, vamos adentró-.
Las chicas entraron, tomaron algunas bebidas y continuaron con la fiesta.
Al mismo tiempo que Jimena disfrutaba tenía que estar alerta con el tío de Dayana.
Unas horas después casi todos estaban ebrios excepto Dayana y Jimena que salieron unos minutos antes para platicar un poco y alejarse de los demás.
- Entonces Dayana te gustaría salir algún día? No se ir a comer algo, mirar algunas cosas ,no se,algo casual como amigas-.
- Mmm... Suena bien ,pero no sé si mi tío me deje salir-.
- Vives con tu tío? -.
- Si,estaré con el unos días mientras consigo un departamento-. 
- Y no es incomodo estar con el? -.
- Un poco, no puedo hacer muchas cosas como las hacía en casa pero no está tan mal -.
- Para mi tu tío es una molestia-.
- Jaja lo note ,esta obsesionado contigo no paraba de mirarte mientras bailabas-.
- Es tierno pero la verdad no puedo salir con el, tengo una hija y no sabría que decirle si me ve con el-.
- Tienes una hija! Entonces eres casada o madre soltera? -.
- Casada-.
- Y que edad tiene la pequeña?-.
- Ni tan pequeña, tiene 16 -.
- Oh vaya ,ya es una señorita-.
- Si, me encanta su forma de ser-.
- No me dirás qué estás enamorada de tu hija-.
- No,no,no, como crees? -.
- Era una broma ,tranquila -.
- Lo se ,lo se-.
- Bueno, debo irme,mi tío me está esperando-.
- Igual yo, nos veremos mañana?
- Intentaré escaparme -.
- Dame tu número así me confirmas si irás conmigo-.
- Ok-.
Dayana le dio su número telefónico y Jimena lo registro para llamarle al día siguiente, el plan de Frederic era intentar ligarse a la chica y tratar de tener algo más íntimo. Se suponía que sería más fácil ya que a la chica le habría gustado su forma de besar y sus intereses no se limitaban a solo una sexualidad.
Dayana se fue con su tío a casa, Jimena también tomo su auto y condujo a su casa para descansar.
Al llegar a casa entró y subió a su habitación,se quitó toda la ropa para finalmente lanzarse contra su cama, estaba totalmente agotada, había tenido un gran día y el próximo podría ser mucho mejor.

Falsa Llamada (5)

Aquí está el último capítulo de Falsa Llamada espero les haya gustado y les hago mención que este trabajo no es mío.
Yo solo hice la traducción les dejo el link donde lo encontré y esperen que publicaré más historietas como esta.

http://satinminions.com/img/Teacher-Body-Swap-Page-01.html

Aviso

Hoy ya estará listo el siguiente capitulo de Repercusiones y el último capítulo de Falsa Llamada dejen sus comentarios y opiniones sobre que les parece el contenido que público en el blog y que puedo mejorar. 
Saludos de parte de Mish RM

Sigan a esta página en FB
https://www.facebook.com/hermosas.poseidas/